Blog

¿Cómo utilizar los sistemas de aire de forma adecuada en plena pandemia del COVID-19?

¿Cómo utilizar los sistemas de aire de forma adecuada en plena pandemia del COVID-19?

El hecho de encontrarnos luchando frente a una enfermedad sobre la que aún conocemos tan poco hace que no existan estudios contundentes sobre cómo actuar al respecto para frenar su propagación. Incluso las autoridades van cambiando sus criterios en función de las novedades y descubrimientos que se van haciendo públicos. Por tanto, para elaborar esta guía sobre cómo utilizar los sistemas de aire de forma adecuada, nos basamos en los últimos estudios e informes que se han elaborado en los últimos meses en relación al uso de estos sistemas en plena pandemia del coronavirus (teniendo en cuenta que estos criterios están sujetos a los cambios que puedan producirse de la situación actual).

¿Puede el coronavirus propagarse por los sistemas de acondicionamiento del aire?

Según los expertos, las primeras rutas de transmisión primaria del Covid-19 se producen de persona a persona. Se cree que la transmisión de este nuevo coronavirus ocurre especialmente a través de unas gotas diminutas que las personas generamos al toser, estornudar, hablar o exhalar. Además, y aunque aún no existen pruebas concluyentes, también podían darse casos de contagios producidos al tocar superficies contagiadas y posteriormente tocarse los ojos o la nariz.

En cuanto a la capacidad del coronavirus para propagarse por los sistemas de acondicionamiento del aire no existen investigaciones sólidas que lo respalden. Aunque sí se ha comprobado que estos equipos pueden ser beneficiosos cuando además de cambiar la temperatura del aire, disponen de sistemas de purificación y filtración del aire.

Medidas para prevenir el Covid-19

Los principales mecanismos para prevenir la transmisión de este virus es el lavado de manos regular y minucioso con agua tibia y jabón durante al menos 20 segundos. Así como mantener la distancia de seguridad y utilizar mascarilla.
La dilución del aire contaminado reducirá el riesgo de esa contaminación. Por este motivo se recomienda que cualquier sistema de ventilación o de acondicionamiento de aire que normalmente funcione con un modo de recirculación, se configure para funcionar con aire fresco si ese sistema necesita funcionar en ese momento y no se puede apagar. El beneficio potencial para la salud pública en este momento impera sobre la reducción en la eficiencia energética causada por no recircular el aire.

Cualquier contaminante en el aire puede minimizarse mediante una filtración adecuada y efectiva. Así que es importante realizar un mantenimiento regular y apropiado, y limpiar los sistemas de ventilación, tal como se establece en las normativas de aplicación nacionales correspondientes y otras guías de uso y mantenimiento profesionales.

Medidas especiales para manejar los sistemas de aire de forma adecuada durante la pandemia

Por norma general no debe hacerse ninguna tarea especial de mantenimiento. Ya que todas estas medidas deberían realizarse de manera habitual, nos encontremos o no frente a una pandemia como el coronavirus.

Para estas tareas de mantenimiento de los sistemas de aire y cambio o limpieza de filtros, los profesionales deberán usar el EPI indicado. En este momento se aconseja el uso de guantes desechables, mascarilla facial, al menos FFP2, aunque mejor si puede contarse con una FFP3, gafas, y si es posible un mono desechable.

Antes de nada, se deberá considerar el tipo de sistema con el que se va a trabajar. Para ello, el profesional puede hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Funciona normalmente en depresión o en sobrepresión?
  • ¿Apagar el ventilador crea un problema en el área alrededor del personal de mantenimiento por el cual potencialmente está atrayendo aire sucio hacia la persona o hacia el conducto o equipo cuando se abren o quitan los paneles de acceso?
  • ¿Se puede enviar aire a través del sistema mientras se quitan los filtros?

Por otro lado, es importante apagar los ventiladores antes de abrir las puertas del panel de acceso para quitar los filtros y permitir que cese el flujo de aire y se equilibre la presión. No deberá circular aire a través del sistema sin el filtro correcto en su lugar. Ya que el operario no debe exponerse al aire sucio que circule a través o hacia el sistema.

¿Cómo manejar los filtros del aire de forma segura?

En este caso hacemos una distinción entre los filtros desechables y los filtros de plástico lavables.
En el primer caso, siempre que sea posible se deberán manejar por el marco de cartón, sin tocar el filtro. Esta manipulación debe hacerse con cuidado para evitar así la sacudida de partículas que puede contener el filtro. Para terminar, los filtros deben empaquetarse de inmediato para contener cualquier partícula que se suelte. Si es posible, los filtros deberán dejarse al menos durante 72 horas en una bolsa bien cerrada antes de desecharlos en un área de almacenamiento segura.

En cuanto a los filtros de plástico lavables, que son los más habituales en los sistemas de acondicionamiento de aire moderno, deberán manejarse por los bordes y de nuevo, evitar tocar el filtro.

De la misma manera, deberán manipularse con cuidado para evitar la sacudida de partículas del filtro. Al cambiarlos deberán empaquetarse de manera segura y trasladarlos a un área de lavado segura. Una vez aquí se lavarán con agua tibia y jabón durante un mínimo de 20 segundos. Por último, se deberán secar los filtros antes de volver a insertarlos en el equipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

Enter your keyword